Víctimes del genocidi franquista. Ni oblit ni perdó: justícia

Publicamos este artículo en homenaje a Miquel Grau y, a todos los que como él, asesinaron por defender los derechos civiles. Reproducimos parte del impresionante trabajo de documentación realizado por los compañeros/as de Antifeixistes del País Valenciá

En Alacant el mataren...

Miquel Grau es convertí en tot un símbol de la lluita per les llibertats durant el període de la Transició, i el seu cas representà un clar exemple del que encara és la impunitat feixista al nostre país. La revista El Temps va localitzar l’any passat l’assassí de Grau a València, on exerceix ara de procurador, i que ve d’una familia adinerada d’Alacant. Fins i tot el van poder entrevistar i fotografiar, i va rescatar de nou el cas, explicant com va ser el judici i tot el que envoltà la seua mort

diumenge 23 de novembre de 2008

L’any passat es compliren 30 anys de l’assassinat de Miquel Grau, un jove alacantí de 22 anys que va ser atacat per un ultra mentre penjava cartells del Moviment Comunista del País Valencià. El seu assassí, Miguel Ángel Panadero Sandoval, que li va llençar una pedra al cap de dos quilograms, va ser condemnat a dotze anys de presó, dels quals només n’acompliria quatre. Miquel Grau es convertí en tot un símbol de la lluita per les llibertats durant el període de la Transició, i el seu cas representà un clar exemple del que encara és la impunitat feixista al nostre país. La revista El Temps va localitzar l’any passat l’assassí de Grau a València, on exerceix ara de procurador, i que ve d’una familia adinerada d’Alacant. Fins i tot el van poder entrevistar i fotografiar, i va rescatar de nou el cas, explicant com va ser el judici i tot el que envoltà la seua mort. Us oferim aquest valuós document, així com altres documents relacionats, per contribuir a continuar mantenint viva la memòria i retre el nostre particular homenatge. Escolta ACI la cançó que li va dedicar Al Tall.

Veure reportatge de la Revista El Temps y resta d’informació en Antifeixistes del PV

CRÓNICA DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DE MIQUEL GRAU

ALICANTE VIVO, 17 de noviembre de 2.007. Artículo publicado por Juan José

La muerte de Miquel Grau

Intentar buscar información sobre Miguel Grau en internet, es una tarea difícil y estéril.

Parece que sucesos tan importantes como el acaecido en aquellos años, han desaparecido no sólo de la memoria colectiva, sino también de la gráfica. Por suerte, nuestro amigo y miembro honorífico, don Enrique Cerdán Tato, habló de ello en su famosa Gatera 1996, ganándose más aún (si cabe) nuestro respeto y admiración ..., y un huequecito mayor (si cabe) en la historia de esta ciudad.

Eran algo más de las diez y media de la noche del jueves seis de octubre de 1977, cuando cuatro jóvenes del Moviment Comunista del País Valencià se encontraban pegando carteles de la Diada, que había de celebrarse el día nueve, en la plaza de Los Luceros. Poco antes, de algún lugar próximo a donde se encontraban, les habían arrojado, según sus propias declaraciones, dos cubos de agua. De pronto, cuando estaban frente a la fachada contigua a la del edificio número once de la citada plaza, alguien (movido por oscuros rencores y miedos a la libertad) les lanzó un ladrillo: Miguel Grau fue alcanzado en la cabeza y se desplomó.

En estado grave fue trasladado en un coche particular a la Casa del Socorro y, de allí, a la Residencia Sanitaria de la Seguridad Social. Sus tres compañeros, Juan Ángel Torregrosa, María Luz Quiñonero (de quien hablamos en ESTE artículo y con quien nos une una entrañable amistad) y Javier Álvarez Landete prestaron declaración, ante el comisario-jefe de la Primera Brigada de Investigación. También se personaron en Comisaría el diputado por el PSOE, Antonio García Miralles, y el senador José Beviá Pastor.

Por su parte, el comisario-jefe provincial, Rafael Arjona, manifestó que «se estaban realizando las gestiones necesarias para esclarecer los hechos». Entre tanto, Miguel Grau fue intervenido por el doctor Fernando Ruiz y el equipo de urgencia. Al día siguiente, continuaba en estado crítico. El gobernador civil, José Duato Gómez-Novella estuvo en la Residencia, para interesarse por el joven herido.

El nueve, primera celebración de la Diada, tras la dictadura franquista, de cuatro a cinco mil personas (según las cifras facilitadas por la Prensa) se concentraron en la Explanada, para conmemorar el día del País Valenciano. En aquel acto, las fuerzas políticas democráticas de Alicante firmaron un manifiesto condenando con la mayor energía el atentado perpetrado contra Miguel Grau: PSOE, UCD, MCPV, PCPV, PSAN, PTE, LCR, ORT, PSP, USPV e independientes.

El martes, el periódico titulaba en primera página: «Rápida y eficaz operación policial. Detenido el presunto autor de la agresión a Miguel Grau. Se trata del joven de diecinueve años M. A. Panadero Sandoval». Miguel Grau moría a las ocho de la tarde del domingo, dieciséis de octubre.

Dos días más tarde, ocho mil alicantinos despidieron su cadáver, trasladado a hombros de la Residencia a la Plaza de España, por sus compañeros. Si el quince de junio de aquel mismo año, la democracia derrotaba en las urnas a todo un pasado viscoso y fascista, Miguel Grau, con su ejemplo y su propia vida, volvió a derrotarlo.

Un precio muy alto para tanta basura.

Letra de la canción homenaje de Al Tall a Miguel Grau. Foto de la portada del LP.

A MIQUEL GRAU:

Per cridar: ’Vull l’Estatut’,

ai! A Miquel assassinaren;

açò passà en Alacant,

en Alacant el mataren.

Ja el porten a soterrar,

ai! l’acompanya tot el poble;

no poguérem dir-li adéu,

soledat de l’ai, ai, ai,

perquè el taüt ens furtaren.

Per guanyar la llibertat,

ai! quants germans tenen de caure!

Miquel Grau ja no està açí,

soledat de l’ai, ai, ai,

quan avui tots l’esperàvem

Alicante Vivo

SPIP | esquelet | | Mapa del lloc Web | Seguir la vida del lloc RSS 2.0