Víctimes del genocidi franquista. Ni oblit ni perdó: justícia

RECULL DE PREMSA I GALERIA FOTOGRÀFICA DE LA PRESENTACIÓ DE LA COMISSIÓ DE LA VERITAT

dimecres 14 de febrer de 2007

La Comissió de la Veritat se crea a raiz del descubrimiento de las Fosas Comunes del cementerio de Valencia para investigar el alcance de la represión franquista, siguiendo las indicaciones del Consejo de Europa

Galeria Fotogràfica 10-Febrer-2007 Comissió de la Veritat
JPEG - 59.4 kB
JPEG - 62.6 kB
JPEG - 69.7 kB
JPEG - 76.4 kB
JPEG - 53 kB
JPEG - 95.9 kB
JPEG - 116 kB
JPEG - 49 kB
JPEG - 50.7 kB
JPEG - 96.3 kB
JPEG - 75.8 kB
JPEG - 69.8 kB
JPEG - 77.7 kB
JPEG - 96.5 kB
JPEG - 44.9 kB
JPEG - 56.1 kB
JPEG - 56.2 kB
JPEG - 60.8 kB
JPEG - 53.8 kB
JPEG - 59.3 kB
JPEG - 67 kB
JPEG - 90.1 kB

EL PERIODICO. CAT- 14/2/2007 LA RODA // JOSEP-MARIA TERRICABRAS

La Comissió de la Veritat de València

S’ha constituït a València la Comissió de la Veritat, que investigarà i exposarà els crims comesos al País Valencià durant la repressió franquista. La comissió, que està composta per magistrats, historiadors i polítics, nacionals i internacionals, té el suport de la Unió Europea i de noms molt prestigiosos d’arreu del món. Això és, realment, excel.lent: per primera vegada hi haurà a Espanya una comissió per aclarir el costat més fosc i més terrible de la darrera dictadura. No es tracta de venjar-se de res ni de ningú. No es tracta de voler fer recular inútilment el rellotge de la història. No- més es tracta de verbalitzar i de reconèixer públicament els crims comesos, el terror instal.lat, les injustícies fetes a persones innocents, a entitats i grups cívics, polítics, sindicals. No oblidem que, en molts casos, els efectes d’aquesta repressió de quaranta anys, encara duren. Tots els països civilitzats del món, quan han pogut accedir a la democràcia després de dictadures semblants, han constituït tribunals de justícia o comissions de la veritat. En canvi, la transició espanyola, tan celebrada per molts, ha estat incapaç d’avançar ni un mil- límetre en el reconeixement de culpes i de culpables. De fet, la llei de la memòria històrica, preparada pel govern del PSOE, és simplement una llei de l’oblit històric o una llei de punt final, perquè no és capaç ni d’anul.lar els consells de guerra sumaríssims que el mateix govern socialista qualifica de manifestament injustos. Per sort, la comissió del País Valencià s’atreveix a trencar el pacte de silenci i de misèria. La seva feina no serà fàcil i ben segur que durarà mesos i anys. El Govern català li dóna el seu suport explícit. No sabem encara en què consistirà aquest suport, més enllà d’una amable declaració de simpatia. El nostre govern tot just prepara una llei de la memòria que encara no té un contingut definit. Sospito que valdria més disposar d’una comissió cívica ben prestigiosa com la que s’ha constituït a València. Sí, sento una profunda admiració per la comissió valenciana. I molta enveja.

La Comisión de la Verdad quiere servir de modelo para el análisis de la represión franquista

Gabriel Jackson participará en la reunión

Levante-EMV, Localidad 10-2-2007

La Comisión de la Verdad, que se reúne hoy por primera vez en Valencia, tratará de «responder a las preguntas de las nuevas generaciones » sobre la represión franquista en la Comunitat Valenciana entre los años 1939 y 1953. Esta iniciativa se desarrollará sobre dos ejes, que serán el estudio historiográfico, que tardará cerca de dos años en finalizar las investigaciones y el jurídico. El presidente de Acció Cultural del País Valencià (ACPV), Eliseu Climent, entidad que promueve esta iniciativa, manifestó que la «primera intención de este proyecto no es abrir fosas»

Climent estuvo acompañado por la presidenta del Fòrum per la Memòria del País Valencià, Empar Salvador; el historiador hispanista Gabriel Jackson; el profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Barcelona Pelai Pagés; el doctor en Geografía e Historia por la Universitat de València (UV) Ricard Camil Torres; y el miembro del Tribunal Permanente de los Pueblos Piero Basso. Eliseu Climent consideró que el estudio historiográfico, que tardará en finalizar «cerca de dos años» , puede «servir de modelo» para otras zonas de España donde también tuvo lugar la represión franquista. El hispanista Gabriel Jackson destacó que «han hecho falta 25 años de democracia para tener la certidumbre de que la democracia y la libertad estaban aquí para quedarse» . Además, apuntó que uno de los elementos que más le han «sorprendido» en el estudio de la postguerra es el «número de la represión mortal» . En este sentido, Ricard Camil Torres aseveró que «aquel pacto de silencio» acordado para retomar la democracia «ya ha caducado» . También manifestó la necesidad de un proyecto «para responder a las preguntas de las nuevas generaciones» sobre el periodo del franquismo, y resaltó que con la comisión «tenemos una responsabilidad» por ser los pioneros en un estudio de estas características. Al respecto, aseguró que esta iniciativa conlleva «una responsabilidad mayor» porque «nuestro trabajo luego puede ser exportable al resto de España». El análisis historiográfico de la represión contemplará cuatro apartados. En el primero,«La última fase de la Guerra Civil el primer franquismo», se tratará de elaborar un marco histórico de la represión. El segundo abordará la «Represión política», en la que se estudiará la legislación represiva, las ejecuciones judiciales y las muertes irregulares. El tercero estudiará el «Universo penitenciario». Además, las fosas comunes «serán el gran tema de atención» del proyecto.

Valencia lanza una Comisión de la Verdad sobre el franquismo

Danielle Mitterrand, Mayor Zaragoza y Francesco Cossiga apadrinan hoy el proyecto FERRAN BONO - EL PAIS- Valencia - 10/02/2007

La primera Comisión de la Verdad que se crea en España siguiendo las recomendaciones del Consejo de Europa tiene por objeto el estudio integral de la represión franquista desde 1939 a 1953, y su campo de acción inicial será la Comunidad Valenciana. Hoy se constituye formalmente con la presencia de personalidades como Danielle Mitterrand, el ex presidente italiano Francesco Cossiga, el historiador Gabriel Jackson o el ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza. Historiadores y expertos jurídicos integran la iniciativa. La Comisión de la Verdad está inspirada en la resolución del Consejo de Europa, que condenó el pasado marzo el régimen de Franco y sus "violaciones de los derechos humanos". "Su principal objetivo es la investigación historiográfica de los años posteriores a la Guerra Civil, los de la represión de la inmediata posguerra y los largos y oscuros años del franquismo sin obviar ningún aspecto: desde los campos de reclusión a las prisiones, pasando por las depuraciones ideológicas, las desapariciones y el exilio", señaló ayer el editor Eliseu Climent, uno de los artífices de este "proyecto pionero que puede llegar a ser un modelo para el resto del Estado". La iniciativa surgió en Valencia a partir de la petición de ayuda de Fòrum per la Memòria para investigar las fosas comunes descubiertas en el cementerio de Valencia, con 26.300 personas enterradas. La petición evolucionó, creció y ahora desemboca en la ambiciosa Comisión de la Verdad, articulada en dos ejes, el historiográfico y el jurídico. En el primero se ha formado un grupo dirigido por Paul Preston, con historiadores como Gabriel Jackson, Josep Fontana, Albert Girona, Ricard Camil o Pelai Pagès, que coordinarán los trabajos cuya duración superará los dos años. En el foro jurídico participan Alfons López Tena, miembro del Consejo General del Poder Judicial, o el magistrado José Antonio Martín Pallín. "El pacto de silencio de la transición ha caducado y hay que llenar el vacío", apuntó ayer Camil. Jackson destacó la oportunidad de estudiar un periodo no muy conocido tras "25 años de libertad de gobiernos constitucionales". El acto de presentación tendrá lugar esta tarde en el Palau de Congressos de Valencia, con la asistencia prevista de la Danielle Mitterrand, presidenta de la asociación France-Liberté, y el ex presidente italiano Francesco Cossiga. Además, intervendrán los representantes de la comisión Gabriel Jackson, Alfons López Tena, José Antonio Ferrer, Federico Mayor Zaragoza y Piero Basso (del Tribunal Permanente de los Pueblos). Se leerán adhesiones de Desmond Tutu, Jorge Semprún, Mario Soares y Franco Frattini, vicepresidente de la Comisión Europea. También se ha adherido la Generalitat de Cataluña. La comisión está integrada por Acció Cultural del País Valencià, Acción de los Cristianos por la Abolición de la Tortura, Centro Unesco, Centro de Estudios de la Masonería Española, Fundación Cultura de Paz o Justicia y paz.

Clamor multitudinario por la verdad

Julia Olmos-LEVANTE-EMV. Domingo, 11-2-2007

Cerca de 1.400 personas arroparon ayer en Valencia la creación de la Comissió de la Veritat sobre la represión franquista en la Comunitat Valenciana, la primera que se constituye en España y que tiene como objetivo «lanzar un poco de luz» sobre lo sucedido en los años que siguieron a la guerra civil y, sobre todo, «dignificar» la memoria de los que más perdieron sobre la idea de la reconciliación «y no la venganza». Isabel Olmos, Valencia Campos de concentración, ejecuciones, exilio, persecuciones o fosas comunes fue el destino de miles de valencianos, miles de historias casi siempre silenciadas. Fueron muchos los que tomaron la palabra ayer ante un auditorio del Palacio de Congresos repleto, y lo hicieron hasta en seis idiomas diferentes. La solemnidad y rigurosidad que sus artífices han querido dar a la iniciativa quedó patente con las personalidades y entidades de prestigio que la configuran o apoyan. Por videoconferencia, el premio Nobel, Desmond Tutú, manifestó que «miles de víctimas no se pueden olvidar», una idea en la que insistieron también el escritor Jorge Semprún -«es cuando no se habla cuando no se superan los problemas»-, o el ex presidente italiano Francisco Cossiga, quien afirmó que «el pacto del olvido solo sobrevive transitoriamente, la historia o es verdad o se convierte en una ficción». El vicepresidente de la UE, Franco Frattini, también sostuvo que «sin verdad no se puede hacer justicia». Revisar las sentencias Sobre el escenario, lo hicieron el director del instituto de estudios masónicos -uno de los colectivos con los que tenía fijación Franco-, José Antonio Ferrer y el profesor de la UV, Josep Lluis Barona, quien recordó a científicos y educadores que sufrieron en sus propias carnes la persecución. El vocal del CGPJ, Alfons López Tena, explicó el objetivo jurídico de la Comissió de la Veritat, revisar las actuaciones judiciales y extrajudiciales de aquella época «para restituir la dignidad a las víctimas». Los resultados serán presentados a la comunidad internacional, explicó. Para el historiador Gabriel Jackson, la comisión creada ayer constituye «un hito a nivel internacional» que nace ahora porque «la gente ha necesitado 25 años para convencerse de que la democracia está para quedarse», mientras para el que fuera director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, «sólo la verdad nos hará ciudadanos plenos y no súbditos». Por su parte, la presidenta de France Liberté, Daniele Mitterrand, lanzaba un «nunca más a ese crimen» y lanzaba un órdago para conocer «quienes eran esas personas que fueron asesinadas». Posteriormente, nacía la comisión de la verdad con la firma de Acció Cultural, Acció dels Cristians per l’Abolició de la Tortura, Centro de Estudios Históricos de la Masonería, Centro Unesco, Comissió de la Dignitat, Fòrum per la Memoria, Fundación Cultura y Paz, Memorial Democràtic y el Tribunal Permanente de los Pueblos. Para finalizar, Lluís Llach interpretó su Campanades a mort con Agrupación Artística Musical de Dénia y el Orfeón Navarro Reverter en memoria de las personas enterradas en las fosas comunes del cementerio de la ciudad.

Los niños republicanos Basso y Soares

LEVANTE-EMT. 11-2-2007

La conmoción que en todo el mundo produjo la Guerra Civil y la represión franquista quedó patente con los testimonios de dos de los XX que estuvieron -uno presente y otro por videconferencia- en el Palau de Congressos. El representante del Tribunal Permanente de los Pueblos, Piero Basso, explicó como, cuando él tenía 13 años, su padre fue el abogado de un semanario socialista que acusó a un antiguo combatiente fascista italiano de ser un «verdugo» en las Islas Baleares. «Eran finales de los años 40. En el juicio, se recibieron tantos testimonios de españoles de lo que esta persona había hecho en Baleares que el juez afirmó que la palabra verdugo en su caso no era un insulto sino que reconocía lo que había realizado», explicó. Desde Lisboa, el que fuera presidente de Portugal, el socialista Mario Soares, recordaba la amistad que unía a su padre con Manuel Azaña. «Éramos republicanos y seguíamos día a día de la tragedia oyendo Radio Madrid».

Una comisión estudia las fosas del Cementerio General REDACCIÓN/ VALENCIA- LAS PROVINCIAS 11-2-2007

La primera Comisión de la Verdad constituida en España para estudiar la represión de los primeros años del franquismo se reunió ayer en Valencia, después de visitar las fosas comunes del Cementerio General, donde una sentencia paralizó la construcción de mil nichos.

Tras la denuncia presentada por el Fórum per la Memòria al considerar que existen restos de represaliados sin exhumar, se instó a diferentes colectivos a organizar un equipo de trabajo, que también abordará la polémica de las fosas, donde la asociación estima que se enterraron a 26.000 personas.

En la comisión participará el hispanista Gabriel Jackson o el miembro del tribunal permanente de los pueblos, Piero Basso.

Jackson: "La bronca política hoy es fruto de 70 años de silencio"

MIGUEL OLIVARES - Valencia - EL PAIS- 11/02/2007

El historiador estadounidense Gabriel Jackson, que ha dedicado buena parte de su carrera al estudio de la Segunda República y la Guerra Civil, dio respuesta ayer en Valencia a dos de los interrogantes más habituales que formulan los detractores del análisis riguroso de la represión franquista. "¿Por qué abrir las fosas?", se preguntó. Porque, respondió, "la verdad no os hará libres, pero os aportará los elementos para pensar con criterio y mejorar las condiciones humanas". Además de que, a su juicio, la niebla en torno a acontecimientos oscuros de la historia reciente produce sus efectos: "El momento presente de la política española, con tanta bronca en el Congreso y manifestaciones utilizadas con fines partidistas, es fruto de 70 años de silencio". La noticia en otros webs • webs en español • en otros idiomas Benimeli: "En 1938, en Huesca había cinco masones, pero fueron ejecutados cien" Jackson también se preguntó por qué la revisión de la represión franquista sólo se ha acometido en los últimos 15 años. "En primer lugar debido a la larga dictadura de 36 años en Cataluña y el Levante, y de 39 en el tercio de España que Franco dominó en el arranque de la Guerra Civil". Pero aportó otra razón: "El escepticismo de la población española, que a pesar de haber vivido una transición modélica en muchos aspectos -nadie duda de las buenas intenciones de Juan Carlos y Adolfo Suárez- ha necesitado 25 años para convencerse de que la libertad está aquí para quedarse". Gabriel Jackson fue uno de los oradores que participó en el acto de constitución formal de la Comisión de la Verdad, auspiciada por entidades como Acció Cultural, Cristianos por la Abolición de la Tortura o el Fórum por la Memòria del País Valencià, entre otras, y destacó como "un hito" el "esfuerzo colectivo" para revisar los años de la represión franquista más allá de las iniciativas que han acometido en el mismo sentido algunos historiadores a título individual. El jurista Alfons López Tena, miembro del Consejo General del Poder Judicial, explicó que la comisión jurídica de la Comisión de la Verdad revisará "las violaciones de la ley desde 1936 hasta el final del franquismo". "Propondremos fórmulas de restitución que contribuyan a exigir al Estado español el cumplimiento de sus obligaciones internacionales hacia las víctimas de la represión", añadió. El jesuita José Antonio Ferrer Benimeli, director del Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española, recordó que "en 1938, en Huesca había cinco masones, pero fueron ejecutados cien". Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura y Paz y ex director general de la UNESCO, recordó que "los derechos humanos son indivisibles e intemporales" y que "la verdad hace a los ciudadanos plenos, mientras que la ignorancia los hace súbditos". "Después de 31 años de democracia, no es tiempo de súbditos", subrayó. Centenares de personas abarrotaron el Palacio de Congresos de Valencia para asistir al acto constitucional de la Comisión de la Verdad, entre ellas, militantes de izquierda, intelectuales, algún empresario, una nutrida representación institucional del PSPV y los máximos responsables de Esquerra Unida y el Bloc.

SPIP | esquelet | | Mapa del lloc Web | Seguir la vida del lloc RSS 2.0